Lucha de Clases (parte 2)

El Contraataque Burgués: Fascismo

Siguiendo con lo expuesto en la parte 1, era evidente que la burguesía jamás iba a perdonar todo lo relacionado con Marx, Engels, Lenin, Stalin y el Socialismo Soviético. Tanto fue así, que tras décadas de lucha continuada y conspiraciones contra el marxismo, la Revolución Bolchevique y la URSS, la burguesía logró destruir el Socialismo y contaminar a todos los partidos comunistas de occidente. Esta es la historia de cómo lo logró:

Ya cuando Marx desveló las profundas contradicciones existentes en el sistema capitalista (sus leyes fundamentales y el papel de la lucha de clases en la historia), la burguesía trató y sigue tratando por todos los medios de desacreditar los estudios de Marx. Pero la grandeza de la teoría marxista es que era y es, cierta, y la burguesía sólo ha podido hundirla y denigrarla a través del silencio, la censura, la mentira y una sutil manipulación ideológica revestida de retórica científica.

Desde aquel entonces la burguesía se viene esforzando por vencer en la lucha ideológica contra el marxismo y el comunismo, y hay que decir que se ha vuelto extremadamente eficiente en esta tarea: Controlando y poseyendo la práctica totalidad de los medios de comunicación existentes, el volúmen de artículos, obras, películas y documentales anticomunistas es sencillamente abrumador y no para de crecer.

Empezaron denigrando a Marx y Engels, siguieron con Lenin y la Revolución Bolchevique, y posteriormente también con Stalin y la URSS. Todos los argumentos siguen el mismo patrón: mostrar a la sociedad y especialmente a las clases explotadas, que el marxismo en sus diversas formas y etapas está caduco, es manipulador o es autoritario. Y todo ello, al mismo tiempo que difunden que el capitalismo es el mejor de los sistemas posibles, es decir, el más democrático y moderno.

No obstante, contra el comunismo no siempre bastó con la mera lucha ideológica:

Situémonos en la Rusia revolucionaria de 1917. Tras el intento de invadir la URSS con 10 ejércitos nacionales en los años 20, la burguesía occidental no pudo frenar el avance del Socialismo en Rusia. Aun aliándose con la guardia blanca del viejo régimen zarista, el desgaste de sus fuerzas militares con motivo de la Primera Guerra Mundial les impidió vencer. Tuvieron entonces que renunciar a la guerra abierta contra la Revolución Bolchevique y eso abrió un camino de esperanza para el desarrollo del Socialismo.

Pero tras varios años de ascenso imparable del Socialismo soviético, empezó a surgir el movimiento fascista en Europa Central: fue una sutil herramienta contra el comunismo y sus raíces, pues ya en los años 30 la burguesía era testigo del surgimiento de un gran anhelo popular en sus propios paises: los trabajadores sometidos a la explotación capitalista querían derechos y libertades, tal y como los tenían sus homónimos en la URSS.

La campaña ideológica contra el comunismo dió entonces un paso más y trascendió a un enfrentamiento abierto y armado: El fascismo se instaló primeramente en España para evitar el desarrollo de la Segunda República Española, es decir, para evitar más triunfos de la clase obrera, o lo que sería aun peor, su coronación como clase dominante.

El miedo se estaba apoderando de la burguesía que, incapaz de contentar o controlar a la clase obrera, tuvo que abandonar la fachada de su pretendido sistema democrático y pasar a la ofensiva militar contra los trabajadores.

No tardó pues, en crecer y triunfar el fascismo en Alemania e imponerse sobre otros países gracias al apoyo de la Iglesia y los sectores burgueses más reaccionarios. Era necesario evitar por todos los medios el auge del comunismo en Europa. Había que extirpar de raíz el movimiento comunista y transformar el malestar de los trabajadores en fascismo. El mundo fue testigo entonces del Holocausto Nazi: 6 millones de comunistas asesinados en Alemania y más de 6 millones de judíos por toda Europa (recordemos que Marx fue judío en sus orígenes).

Pero la historia es compleja y a veces hasta paradógica: el Nazismo fue derrotado en la Segunda Guerra Mundial fundamentalmente por la URSS, y sin embargo la URSS ya no existe. ¿Cómo ha sido posible?, ¿Qué causó el desmoronamiento de la Triunfadora URSS?

La historia sigue en la parte 3.

Anuncios

2 responses to “Lucha de Clases (parte 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: