Las religiones son ¡MENTIRA!

La religión es un método de control que busca someter a la población, hacerla dócil, obediente y sobre todo estúpida. Busca erradicar toda capacidad de reflexión, razonamiento o crítica. Sólo rinde honores a la fe y al dinero, difunde ideas y conceptos irracionales e infundados, e inculca el miedo a la gente como medio para lograr esclavizar sus pensamientos y atarlos para siempre a la doctrina religiosa.

El ser humano, con el capitalismo, ha perdido la conciencia y la memoria colectiva. ¿es que no nos acordamos ya de los ancestros en los que creían los hombres primitivos?, ¿hemos olvidado a los dioses egipcios?, ¿y a los griegos?, o a los romanos, ¿pensamos alguna vez por qué hoy día está de moda creer en un único dios?, ¿por qué Dios y no Alá o Buda?, ¿y los cientos de dioses hindúes a los que millones de pobres rinden culto?

¿Estarán todos ellos equivocados por no creer en el Dios que creemos nosotros?, ¿no parece la religión una forma más de sectarismo y fanatismo que lo único que consigue es erradicar los lazos de hermandad entre los hombres de distinto credo para sembrar el odio y la confrontación?

En efecto, las doctrinas religiosas son máquinas de crear fanáticos para fastidiar a la gente, para fustigarla, para hacerla culpable de sus males, para que piense que su destino está escrito o definido, para anular su voluntad, para hacerla indefensa y servil.

La religión es una enfermedad, una plaga. Un cáncer que nos carcome por dentro y nos empobrece cada vez más. El rezo no es sino una aberrante pero aceptada forma de esquizofrenia social que logra que las personas se encierren en si mismas y dejen en manos ajenas el porvenir de sus vidas.

Y mientras la miseria, la explotación y el sufrimiento se extienden por el mundo capitalista, también lo hace la ignorancia y la influencia de las religiones. Mientras millones de personas mueren de hambre, el Vaticano reluce de oro y evade impuestos. La acumulación capitalista es en realidad el modelo de negocio de las grandes doctrinas religiosas. Piden dinero a la gente pobre con la escusa de que ellos son los elegidos por Dios (un Dios que nadie ha visto nunca) para traer la paz y la solidaridad.

Pero no hay nada más lejos de la realidad. Si las religiones invierten en causas solidarias lo hacen de forma muy moderada, nunca para procurar solucionar las causas de la miseria, sino para poner simples parches al problema de fondo. Todo es en realidad una campaña propagandística de lavado de imagen. En España, mucha gente habla de Cáritas y la labor de la Iglesia Católica, pero se olvidan de que la Iglesia Católica no aporta ni un 10% de la financiación de Cáritas. Pero tal es la ignorancia que domina el mundo, que hasta he llegado a oír que Cáritas es un apéndice solidario de la Iglesia.

La distorsión de la realidad es por tanto la especialidad de todas las religiones. Y las guerras, también. ¿Hemos olvidado ya las cruzadas, o cómo el Vaticano apoyó el fascismo de Hitler?. Tampoco olvidemos la inquisición, el trato aberrante de las religiones hacia las mujeres, a las que se las considera poco más que meros instrumentos para la difusión de estas doctrinas. O las campañas de evangelización en otros continentes, donde los indígenas eran considerados seres enfermos o meros animales sin alma ni corazón.

¿Es necesario seguir? se podría seguir, por ejemplo, con la infinitud de doctrinas paralelas que las religiones han logrado asentar. Sólo considerando las doctrinas herederas de la religión católica, tenemos a los Teólogos de la Liberación, a los Jesuítas, a los Franciscanos, a los Salesianos, al Opus Dei, a los Legionarios de Cristo, etc. Todas adaptables a distinas culturas y necesidades según convenga.

Y la lista no se termina en el mero ámbito religioso. Las doctrinas anticientíficas se han visto reforzadas con el auge de las religiones y la ignorancia: las pseudociencias, las teorías de los Illuminati, etc. Algunos ejemplos preocupantemente extendidos por estas doctrinas son los tratamientos homeopáticos, el psicoanálisis, la acupuntura, la naturopatía, los herbolarios, que los egipcios no construyeron las pirámides, que los extraterrestres han aterrizado en la Tierra, la Atlántida, el Reino de Salomón, el diluvio universal, el pensamiento mágico en general, los fantasmas, el Karma, las energías curativas, el Tarot, la astrología, el Reiki, el Siatsu, los milagros, la percepción extrasensorial, la comunicación con los muertos, la telepatía, el agua bendita, el Yeti, la curación por la fe, que hay vida después de la muerte, el Triángulo de las Bermudas, el arte de los zahoríes, los biorritmos, el creacionismo, el diseño inteligente, la levitación, los ovnis, que las plantas tienen emociones, los médiums, las máquinas en movimiento perpétuo, el Chakra, las flores de Bach, las caras de Bélmez,  beber agua de mar, etc.

Nada de todo esto es real o funciona. Todas son inmundas patrañas, medios para lograr idiotizarnos y confundirnos cada vez más. Timos organizados. Y si seguimos por este camino de permisividad y aceptación de lo infundado, acabaremos sumidos en una era de enfermedad, odio y fanatismo sin precedentes. Bueno, tal vez sí hubo un precedente: tras la quema de la biblioteca de Alejandría en el siglo IV, la ciencia quedó arrasada por el pensamiento religioso y la humanidad sucumbió durante más de 1.000 años a la más terrible ignorancia y mediocridad.

Sólo grandes científicos de la talla de Galileo Galilei y Copérnico, lograron con sus descubrimientos ir sacando poco a poco a la humanidad del pozo oscuro al que la religión había arrojado. Esperemos no volver a tropezar con la misma piedra, algo en lo que los humanos somos realmente expertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: