Boikot al Auge del Capital

Es necesario contrarrestar la decadencia y la mediocridad crecientes, que la clase capitalista está imponiendo paulatinamente a la sociedad. Hablemos pues, sin tapujos:

El fútbol mediático es enfermizo. Es una fuente de agresividad desbocada, adoración estúpida, y fanatismo sólo equiparables con los radicales religiosos. No aporta nada bueno a la socidad, sino sólo aborregamiento y servidumbre.

La publicidad televisiva es subliminal y engañosa. Despierta falsas esperanzas y necesidades, juega con las emociones y los sentimientos de la gente, nos hace dóciles y maleables, y profundamente codiciosos. Nos extirpa capacidad crítica y reflexiva, y nos convierte en seres dependientes del tener y el parecer.

Los planes de pensiones privados son un robo. Los bancos y los fondos de inversión utilizan nuestro dinero para lucrarse, arriesgándolo temerariamente y con total impunidad. No permiten al cliente controlar su dinero, sino que lo abandonan a su suerte, y por tanto, a expensas del ritmo frenético y descabellado de los movimientos bursátiles y puramente especulativos.

La especulación financiera es el cáncer de esta sociedad. La búsqueda de la máxima rentabilidad atrofia el crecimiento real de la economía, encarece los precios de los bienes y servicios innecesariamente, y por tanto, empobrece a la sociedad.

La lotería es un juego macabro, el impuesto para los tontos. Nunca en vuestra vida os va a tocar la lotería. Y si algún día os llega a tocar, rezad para que no acabe de hundiros la vida. Pretender ganar dinero sin trabajar y sin esforzarse, es un gol en toda regla que nos ha colado la burguesía. La esencia del capitalismo devorador y rastrero ha calado hondo en la sociedad. Nuestros enemigos nos han esculpido a su imagen y semejanza.

Los medicamentos son drogas que se anuncian sin control alguno por la televisión, mostrando ser la panacea contra dolores de cabeza, malestar y resfriados. Además, se elaboran con todo tipo de sabores familiares para que su consumo sea mucho más atractivo. La fiebre por los medicamentos no ha hecho más que comenzar y de seguir así la farmacolodependencia se convertirá en un problema crónico en la sociedad.

La medicina alternativa no existe. La medicina tradicional china es un timo. La homeopatía es una estafa. Los curanderos son unos charlatanes. Los naturópatas, los quiroprácticos, tantos “eco”, “bio”, “pro”, y demás eslóganes de la modernidad, son simples reproductores de la sugestión, el placebo, o a veces ni eso.

La guerra contra el terrorismo no existe. Todo forma parte de la misma campaña mediática de miedo y terror, orquestada con un único objetivo: destruir las libertades civiles y la privacidad para potenciar el espionaje masivo y la “caza de brujas”.

No vivimos en una democracia. Vivimos en una plutocracia, el gobierno de los ricos que roban a los pobres, pero que paradójicamente han logrado convencer para que, a través del voto a simples marionetas paupérrimas, crean que son libres o que hay libertad.

Los videojuegos están adormeciendo a la juventud. Con cada videojuego, las principales multinacionales del sector audiovisual difunden un contenido ideológico muy concreto y que para penetrar en nuestras conciencias hacen uso de las más sofisticadas y atractivas técnicas de persuasión. Modelan conciencias, destierran el contacto humano, y convierten a los jóvenes en adictos audiovisuales.

La pornografía, lejos de ser un instrumento para una masturbación funcional, crea en la conciencia del hombre la imagen de una mujer sumisa o a veces esclava, que deberá acceder a todos sus deseos, y que será tratada con desprecio si no lo hace. El fomento del machismo a través de la pornografía escapa a todo control o filtro educativo. El daño que ha hecho en las relaciones sexuales reales y corrientes, es ya irreparable.

Tras estos breves ejemplos, sólo queda una última cosa:

No te dejes influenciar por la decadencia y la mediocridad del sistema, el camino fácil consistente en dejarse llevar no es producente. Pensar por uno mismo, pensar en los demás, y reflexionar constantemente, nos hará libres de la esclavitud consumista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: