El Comunismo no volverá a levantar cabeza

A día de hoy, el movimiento comunista no existe como tal.

Tal vez en otra época existieron organizaciones que, gracias al legado aportado por el marxismo, pusieron en práctica no sólo los conocimientos sobre la lucha de clases, sino también su valentía, su entusiasmo y su afán de cambiar el mundo para bien. Una época donde aun existían los movimientos filosóficos rompedores, donde aun no existía la hegemonía ideológica del capital, donde aun no se habían desarrollado los medios de inculcación ideológica burgueses (los llamados “medios de comunicación” o “mass media”). Pero sobre todo, unos tiempos en los que la burguesía aun no estaba preparada para combatir un movimiento comunista científico, combativo y ambicioso.

A día de hoy, la burguesía ya ha aprendido la lección. La lucha de la clase obrera hizo mella en el pensamiento ideológico burgués, sobre todo debido a la existencia del socialismo real (URSS), hecho que acabó de concienciar a la burguesía sobre cuan frágil era su tiránico sistema de dominación. La mera idea de que una conciencia de clase y unos valores de lucha y solidadidad se pudieran extender por entre la clase trabajadora, les aterrorizaba.

Y sigue aterrorizándoles. Salvo que ahora el movimiento comunista ya no existe, el mundo se ha globalizado, y el sistema capitalista se ha extendido por todos los rincones del mundo. La ideología dominante es la ideología de la clase dominante, y la clase dominante es la burguesía capitalista. Los negocios se reproducen por doquier, la corrupción política es ya un pilar del sistema, la frialdad, la indiferencia y el egoísmo se propagan, y las guerras, la deshumanización y la desigualdad social, son hechos tan aceptados como las leyes naturales.

No hay alternativas. No al menos de forma pacífica. El control de la burguesía es absoluto, y por absoluto se entiende lo siguiente: dentro del marco parlamentario burgués (en aquellos países donde ese marco existe), si las organizaciones políticas aceptan el sistema de dominación, entonces sobreviven sin problemas. Si no obstante alguna organización política pretende cambiar el sistema, la burguesía despliega una lucha atroz para enterrar cualquier posibilidad de que tal formación alcance el poder. Y aun si acceden al poder y la sociedad entera hace frente a la burguesía, los bancos, los terratenientes, el ejército mercenario y los servicios secretos, ejecutarán cuantas operaciones sean necesarias para tomar el control completo de los órganos de poder del Estado y erradicar con ello el auge de cualquier desviación del “status quo”.

Algunas de las herramientas que la burguesía puede usar en la actualidad son las siguientes:

* Propagar la tergiversación, la manipulación, y el miedo a través de los “mass media”.

* Cohartar las libertades civiles a través de leyes.

* Extorsionar a la sociedad a través de la subida de la prima de riesgo.

* Desarrollar masivamente una fuga de capitales para empobrecer un país.

* Limitar el dinero que la gente puede extraer de sus cuentas corrientes.

* Imponer quitas sobre los ahorros de la gente.

* Realizar corralitos.

* Privatizar servicios públicos.

* Desplegar operaciones policiales de abuso y torturas a la ciudananía.

* Financiar grupos radicales religiosos y anarquistas.

* Corromper líderes políticos.

* Asesinar líderes políticos.

* Ejecutar la injerencia exterior para provocar conflictos civiles y armados.

* Realizar golpes de Estado.

* Empobrecer a la sociedad a través del acaparamiento de alimentos y otros recursos básicos.

* Destruir empleo.

* Bajar salarios.

* Implantar el fascismo.

¿Qué se puede hacer ante todo esto?

La sociedad no tiene formación en combate. La sociedad no tiene formación en lucha de clases. La sociedad teme, odia o rechaza completamente la ideología comunista. La sociedad está presa del miedo y el conformismo. La sociedad no está educada en el pensamiento crítico ni en la rebeldía. La sociedad es ignorante e inconsciente sobre muchas cosas importantes.

La única esperanza pasa por esperar a que el sistema capitalista como tal, se desmorone: que las diferencias entre la propia burguesía, que la lucha por el acaparamiento y la obtención de los escasos recursos que quedan, conlleve a la aparición de brutales guerras entre los Estados y las Naciones del mundo.

Entonces, tal vez, la sociedad abra los ojos. Pero sólo tal vez.

Por la crisis que estamos viviendo, y por el resultado que la sociedad está dando ante una fallida y un claro abuso del poder capitalista, es muy dudoso que algún día logremos levantar cabeza y luchemos por la dignidad humana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: