Los Partidos Comunistas deben morir, para resurgir de sus cenizas

El movimiento comunista fue derrotado completamente a finales de la década de los 80 del siglo XX. A partir de entonces, los partidos comunistas se han ido atomizando y diversificándose hasta llegar a lo que yo denomino, la Discontinuidad Histórica.

La Discontinuidad Histórica supone un antes y un después para el movimiento comunista, supone una rotura total entre la vieja escuela comunista y la nueva, pero sobre todo se caracteriza por la manifiesta incapacidad real del actual movimiento comunista para adaptarse a los tiempos modernos y conservar al mismo tiempo el espíritu revolucionario y combativo del marxismo. Hablo aquí del abandono completo de la doctrina marxista, motivado tanto por los sectores burgueses como por los propios comunistas.

En la actualidad, se puede apreciar la drástica diferencia entre, por un lado, los Partidos que en el siglo XX lograron movilizar a las masas, levantar pasiones, organizar revoluciones,  edificar el socialismo, luchar y vencer al fascismo capitalista, y por otro lado, los Partidos que en el siglo XXI sólo se dedican a repetir descerebradamente viejas consignas, a practicar la demagogia, a poner en práctica el más paupérrimo revisionismo, a establecer lazos de amistad con la burguesía, a burocratizarse, a apoltronarse, a hacer del marxismo un dogma, y un largo etcétera.

En concreto, el movimiento comunista se encuentra disgregado en tres grandes sectas:

  1. Los que se encuentran bajo el dogmatismo del marxismo-leninismo.
  2. Los que se encuentran bajo el revisionismo burgués.
  3. Los que se encuentran bajo el trotskysmo, que antes incluso de producirse la Discontinuidad Histórica ya llevaban décadas en un irremediable pozo sin fondo.

Todos ellos solo tienen una cosa en común: el abandono de la teoría revolucionaria marxista.

Los primeros, por no haber actualizado el marxismo y haber caído en las redes del infantilismo izquierdista, los segundos, por haberse pasado directamente al lado contrario, y los terceros, por ambas cosas.

Al parecer, nadie se da cuenta de la obviedad más importante: el marxismo, hasta el punto en el que ha sido desarrollado y adaptado a la realidad del siglo XX, ya no sirve como teoría revolucionaria para el siglo XXI. Los profundos cambios que ha experimentado el desarrollo del sistema capitalista en todo el mundo han imprimido nuevas reglas de juego, nuevos escenarios en lo económico, lo político y lo social. Y nada de todo ello aparece en la teoría revolucionaria marxista, porque ésta solo se actualizó hasta el siglo XX.

Los que repiten que la solución es el marxismo y no han cambiado una sola coma de la teoría original, se equivocan. Los que repiten que la solución no es el marxismo y se han desvinculado incluso de la teoría original, se equivocan.

La solución está, pues, en la actualización del marxismo como teoría revolucionaria para el siglo XXI.

Un trabajo que evidentemente, no está al alcance de cualquiera.

Es por ello que el movimiento comunista debe morir, morir para resurgir de sus cenizas. Debe reinventarse, actualizar sus términos, actualizar sus métodos, desenmascarar los subterfugios de la economía moderna mundial, arrojar nuevamente un rayo de esperanza y demostrar al mundo que el cambio y la revolución socialista son aun posibles.

Lo primero que los comunistas modernos deben lograr, es comprender la complejidad de la sociedad capitalista: la nueva economía mundial, las clases sociales existentes, la distribución de esas clases por países, los intereses de esas clases, las luchas entre esas clases. Y determinar así qué clases sociales, dependiendo del país, pueden estar económicamente interesadas en una revolución. Y entonces crear las estructuras organizativas adecuadas para movilizar y elevar el nivel de conciencia de esas clases. Y fraternizar esas clases desde distintos países. Y forjar alianzas con otras clases que persigan objetivos similares. Y un largo etcétera.

Pero nada de todo esto se está siquiera planteando… ojalá llegue el día en que los comunistas vean la luz.

Anuncios

2 responses to “Los Partidos Comunistas deben morir, para resurgir de sus cenizas

  • Marxista curioso.

    Muy buena publicación, pero cuál es el problema que planteás concretamente? El marxismo-leninismo es una ideología que se tiene que aplicar según los tiempos, ya que fue creada para ser usada en Rusia principalmente, que acababa de salir del feudalismo para lograr el socialismo. Solamente los partidos más sectaristas no se dan cuenta de eso, pero no es que sea una ideología atrasada, es una que se tiene que tomar de base, para ser modificada luego según los tiempos en los que se hace, y según los lugares…
    Saludos.

  • presentanovich

    Exactamente. Nadie ha sabido trasladar jamás el leninismo ruso en otros países. También se puede pensar que esto es debido en parte a las condiciones externas, sin embargo, te puedo asegurar que, aunque esas condiciones no se estén dando, la praxis del marxismo-leninismo no se está poniendo en práctica en absoluto; luego lo que se debate no tiene que ver tanto con la influencia de las condiciones externas, sino más bien con las estructuras políticas a nivel interno.

    El comunismo ha fracasado, o más bien, ha sido vencido. La época dorada pasó, el capitalismo utilizó la guerra, la represión y el espionaje para acabar con ello. Luego el miedo y la propaganda han hecho el resto.

    Hay que partir del contexto presente, teniendo bien aprendida la lección del pasado, cómo hemos llegado hasta aquí, que estrategias y tácticas ha desplegado el capitalismo, y cómo ahora podemos hacer frente a un mundo totalmente distinto a los tiempos de lenin, marx, etc.

    Hay que reconstruir toda la teoría revolucionaria, empaparla de los conceptos que se manejan hoy en día, de la realidad cotidiana, de la tiranía silenciada, de todo lo que sabemos y cuanto nos rodea.

    En eso consiste la teoría revolucionaria científica, y cuando se vuelva a construir eso, el movimiento comunista se alzará nuevamente para iluminar el camino.

    Hasta entonces, larga vida a la oscuridad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: