La Europa del Fascismo

Tras la caída de la URSS, la clase capitalista dominante comenzó en occidente una dura ofensiva contra los derechos y las libertades de la clase trabajadora (y por extensión, del resto de la sociedad).

El objetivo de esa ofensiva era, y es, la destrucción del Estado del Bienestar en occidente.

Durante muchos años, los cambios hacia la desregulación del sector financiero y la privatización de lo público han ocurrido de una forma lenta aunque no menos constante.

Sin embargo, los atentados del 11S del año 2001 sirvieron para que el Gobierno de EEUU, lacayo de los intereses de las corporaciones privadas, impulsara políticas de corte fascista con las que poder someter mejor a su población ante la puesta en marcha acelerada de nuevas políticas neoliberales en el país.

Además, con la llegada de la crisis de sobreproducción del año 2008, la clase capitalista ha acelerado considerablemente sus políticas de choque, teorizadas ya por Naomi Klein en su Docrina del Shock. El fundamento de esas tácticas consiste en imprimir el miedo en los ciudadanos para mejorar su sumisión, tal y como se hizo con lo comentado sobre el 11S.

De una forma análoga, en Europa está ocurriendo lo mismo. Y ahora el objetivo es la destrucción del Estado de Bienestar francés.

Los atentados islamistas ocurridos en Francia recientemente no son una casualidad, de la misma forma que no lo fueron los atentados del 11S. Hace años que el gobierno neoliberal francés intentó realizar una maniobra política contra los derechos de los trabajadores (reducir salarios, despido libre, contratos de primer empleo, etc). Sin embargo, Francia cuenta con uno de los sindicatos más potentes de Europa. Lo que viene siendo la CGT francesa no está controlada por el poder capitalista.

No por el momento.

El objetivo de estos atentados es impulsar nuevamente políticas de corte fascista con las que poder ganar la batalla contra los sindicatos. Estoy hablando de la nueva ley francesa que permite que policías armados puedan entrar en los domicilios, requisar bienes y arrestar a sus habitantes sin necesidad de que exista una orden judicial. También estoy hablando de la nueva ley en la que se considerarán ciudadanos franceses únicamente aquellos nacidos en Francia, y de padres franceses.

Miremos por ejemplo lo que ocurrió con la revista Charlie Hebdo: todos los terroristas que participaron en estos atentados ya estaban fichados por la policía pero aparentemente nadie les vigilaba ni les seguía. Además, la policía, que vigilaba esta revista satírica, retiró la vigilancia 15 días antes de producirse los atentados; es decir, los terroristas estaban muy bien informados de la actividad de la policía. Y para más inri, cuando se produjeron estos ataques, la policía interceptó llamadas de los terroristas a un traficante de armas belga. Y tras el atentado de la discoteca Bataclan, se ha descubierto que las armas suministradas a los terroristas que atentaron contra Charlie Hebdo y Bataclan provenían de este mismo traficante belga, que la policía francesa ya tenía fichado.

Los últimos atentados del 13 de noviembre, esconden tras la fachada de la propaganda mediática, profundamente xenófoba, racista y reaccionaria, auténticas barbaridades provenientes de las instituciones francesas, que pronto o tarde saldrán a la luz.

Otro objetivo que se persigue con todas estas estrategias es la de cerrar completamente las puertas de Europa a los inmigrantes y refugiados, y acabar con la política de ayudas que habían tímidamente implementado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: