¡YO NO RECICLO!

En el mundo, 1 de cada 70 bolsas de residuos que la sociedad humana genera, proviene única y exclusivamente del consumo doméstico. Es decir, que si el 100% de la población mundial reciclase a nivel doméstico el 100% de todos sus resíduos, la sociedad humana en su conjunto estaría reciclando únicamente el 1,5% del total de todos los residuos que generase.

El 98,5% de los residuos restantes generados por la humanidad proviene del sector terciario, es decir, de las administraciones públicas y las empresas privadas, aunque mayoritariamente de las empresas privadas (sector industrial y agríocola).

En otras palabras, el hecho de que la gente recicle no sirve para nada. Para absolutamente nada. Es una pérdida total de tiempo. Además, en un sentido plenamente consciente y contestatario, nos tenemos que rebelar contra la idea de que reciclar es nuestro deber porque tenemos que cuidar del mundo y hacer del mundo un lugar mejor.

Pura propaganda capitalista.

La población civil no pinta nada en el mundo capitalista. No somos capaces de influir en prácticamente ninguna toma de decisión a nivel político y ni menos aún a nivel económico/productivo. Estamos sometidos al diseño de este macabro y perverso sistema que nos miente y nos explota, pero a ninguna autoridad parece importarle cuando esta circunstancia es en beneficio de los capitalistas y a la acumulación incesante de capital en unas pocas manos. Pero eso sí, cuando se trata de poner sobre la mesa los deplorables y nefastos resultados que presenta el sistema, entonces enseguida es culpa y responsabilidad de la gente. Ya lo hicieron con la crisis cuando nos soltaron que vivimos por encima de nuestras posibilidades, y lo vuelven a hacer ahora con el cambio climático cuando nos sueltan que debemos reciclar.

Pues yo me alzo y a toda honra digo: ¡YO NO RECICLO!

El problema no es nuestro. Evidentemente que no es nuestro. La sociedad civil no ha tenido nada que ver con el deliberado diseño de un sistema productivo lineal. Y esta es la raíz del problema. Desde hace casi 300 años, el sistema económico capitalista sólo se ha preocupado de producir, vender y ganar dinero con ello. Y ahora, voliá, resulta que hay un problema de contaminación ambiental de tres pares de cojones.

Pues me van a permitir que diga que el peso de la responsabilidad de este desastre no recae ni puede recaer sobre la población civil, y menos aun cuando los capitalistas nos han mantenido siempre al margen de su modelo económico/productivo. Sin embargo, se nos bombardea con la idea de que somos responsables del reciclaje y de que tenemos que reciclar para ser ciudadanos ejemplares y bla, bla, bla.

Cuanta vileza maquiavélica y podredumbre intelectual hay en estas consignas pérfidas que nos lanza el sistema. La realidad es bien distinta:

¡La responsabilidad es de los ricos!

¡La responsabilidad es de las empresas!

¡La responsabilidad es de las administraciones!

Ahí está el peso del problema, el peso de la responsabilidad y el peso de las soluciones.

El hecho de que la sociedad civil recicle no va a produciur ningún cambio, porque como ya he comentado, eso sólo supone un 1,5% de la solución a este problema, es decir, nada y menos. Además, a esto se añade el problema de que si algún ciudadano se equivoca reciclando, manda a tomar por culo el trabajo de reciclaje de los demás. Pero las pifias no provienen únicamente de los ciudadanos, los propios camiones de la basura han estado años mezclando todos los resíduos indistintamente para ahorrarse dinero. Todo es una puta pantomima, se nos quiere culpar ahora de no solucionar el cambio climático porque saben que la solución nunca podrá provenir de nosotros. Saben que nosotros no podemos resolver este problema pero que si nos creemos que el problema es nuestro o depende de nosotros, siempre nos podrán seguir culpando de ser los culpables de que no se solucione.

Vuelvo a repetir: Cuanta vileza maquiavélica y podredumbre intelectual hay en las consignas pérfidas que nos lanza el sistema.

El sistema capitalista quiere que trabajemos inútilmente para ellos, porque ellos no quieren responsabilizarse de nada. Pero la solución la tienen ellos y está en cambiar el modelo productivo. Dejar el modelo lineal y hacerlo cíclico. Implicando tanto a las empresas como a las administraciones. Que se generen más plantas de reciclaje y que se creen puestos de trabajo. Sólo en España, se podrían dedicar al sector del reciclaje más de 100.000 empleos adicionales y descargar a los ciudadanos de esta tarea completamente inútil e innecesaria.

Yo lo tengo claro.

¡YO NO RECICLO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: